La anunciación y la piedad
2003

Ya no hay utopías ni belleza, solo superficies. Puede alguien que está roto en pedazos a causa de una vida sin sentido convertirse en un icono, como una nueva virgen o un reflejo de la autocompasión humana?. Solo nos queda la ironía. Un ángel posmoderno dice las palabras sagradas que no pueden ser oídas porque están vacías; Dios solo es un eco de la compasión. Ya no pueden añadir nada mas para reconfortarnos, porque, ¿sabéis?, al final, estamos todos solos